Etiqueta Energética: ¿Qué es, dónde aparece y cómo saber lo que consume cada electrodoméstico?

ETIQUETA ENERGÉTICA: ¿QUÉ ES, DÓNDE APARECE Y CÓMO INTERPRETRARLA?

¿Preocupado por tu próxima factura de la luz y las nuevas franjas horarias? En este artículo te ayudamos a entender qué es la Etiqueta Energética que aparece en tus electrodomésticos y que diferenciar cuál de ellos consume más.

La Etiqueta Energética no es algo nuevo, sin ir más lejos es obligatoria en España desde 1998. Su misión es la de conocer de antemano el consumo energético de cualquiera de los aparatos con las mismas características y poder elegir el más eficiente.

Se puede encontrar principalmente en frigoríficos, lavadoras. lavavajillas, hornos, aires acondicionados, lámparas eléctricas y sistemas de calefacción. Sin embargo, con las nuevas directivas, la etiqueta también está presente en todos los dispositivos conectados de alguna manera al uso de energía: televisores, consolas, aparatos de DVD, etc. Los vendedores están obligados a colocarlo en lugares visible en las tiendas y también en el caso de las tiendas online.

Según las estimaciones realizadas por la Comisión Europea, con este etiquetado energético, será podrá ahorrar hasta 38 TWh al año en 2030 y el beneficio no solo será para el consumidor, que ahorra en la factura eléctrica, el impacto medioambiental también sale ganando.

¿Cómo entender la Etiqueta Energética?

La Unión Europea se ha marcado el objetivo sean lo más claras y entendibles posible. Estas son las partes de la Etiqueta Energética:

– El logotipo de la UE está siempre colocado en la parte superior la misma.

– La zona central está formada por una serie de siete barras de colores. Situándose el verde en la zona superior y que determina el nivel más alto en cuanto a eficiencia energética. A continuación, se pasa al amarillo y así hasta el rojo. En esta misma escala, la clase de cada aparato se indica con una letra que va de A a G, donde la A clasifica a los productos de menor consumo y mayor eficiencia energética, y la G engloba a aquellos de mayor consumo y menor eficiencia energética. El nuevo etiquetado que entró en vigor en marzo de este 2021 elimina las clases energéticas A+, A++ y A+++.

– Debajo de estas barras de colores hay un recuadro que muestra el consumo de energía anual en kW/h y una serie de iconos explicativos ofrecen más información en función del aparato que se tenga en cuenta: el consumo de agua (en el caso de lavadoras y lavavajillas), la capacidad de carga (en litros o kilos, según la naturaleza del aparato). En último lugar aparece el ruido, indicado en decibelios, sobre todo para lavadoras, tanto durante el funcionamiento normal como durante el centrifugado.

Pero no solo los electrodomésticos tienen esta Etiqueta Energética, las bombillas también disponen de ella, aunque tienen su propio etiquetado. La categoría energética varía según la tecnología que utilicen (LED, halógena o incandescente). Además, los datos del consumo se referirán al flujo luminoso medido en lúmenes y a la vida media en horas.

Conviene destacar que toda la información de la etiqueta se basa en pruebas estándar requeridas por la legislación europea. Esta herramienta es un buen mecanismo de protección al consumidor, que es cada vez más consciente en sus compras de otros aspectos que no solo son el precio.

BACK