Ahorramos Realmente con el Cambio de Hora Tecnnia Suelo Radiante

¿AHORRAMOS REALMENTE CON EL CAMBIO DE HORA?

La madrugada del domingo 29 de marzo nuestros relojes se adelantaban una hora: las dos se convertían en las tres. Nuestro país entraba así en el denominado “horario de verano”. El objetivo de esta medida es aprovechar mejor la luz solar y reducir el consumo energético en iluminación y, por consiguiente, disminuir nuestra factura energética.

De acuerdo a los datos facilitados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el cambio horario reduce un 5% el consumo eléctrico en iluminación, lo que supone un ahorro aproximado de 300 millones de euros, de los cuales, 90 millones corresponden al gasto total de los hogares. Atendiendo a estas cifras, puede parecer que el ahorro es considerable, pero si tenemos en cuenta que cada vivienda ve reducida su factura eléctrica en solo 6 euros por el cambio horario, el ahorro no parece tal.

Además, según apunta este organismo, para alcanzar dicho ahorro es preciso realizar un consumo responsable de la iluminación artificial y de los equipos que precisan de energía para su funcionamiento, evitando su uso cuando no sea necesaria.

Está previsto que la UE apruebe la supresión del cambio horario en 2021, debido al escaso ahorro energético y económico que este supone para sus ciudadanos, y a las consecuencias negativas que tiene en su salud: fatiga, insomnio, estrés, ansiedad, etc.

BACK