En este apartado trataremos de aclarar las dudas más comunes que
se presentan a nuestros clientes sobre los sistemas que instalamos.

¿Qué rendimiento o ahorro puedo conseguir instalando un sistema solar térmico para producción de ACS?

Los actuales equipos solares, debidamente calculados e instalados, pueden llegar a producir entre un 60% y un 80% del agua caliente que consume una vivienda unifamiliar anualmente, siendo considerable el ahorro económico en energía producido por estos.

¿Se puede dotar de calefacción y ACS una vivienda unifamiliar utilizando únicamente energía solar como fuente de abastecimiento?

No. Cualquier instalación solar térmica ha de contar con una fuente de energía convencional principal, ya sea una caldera o bomba de calor, a la que apoyaremos con la instalación de energía solar. Esto es debido principalmente a 2 motivos:

  • Hay días del año en los que la radiación solar es escasa, e independientemente del número de paneles solares que tengamos instalados, estos no rendirán lo suficiente como para generar la energía suficiente para dar los servicios de calefacción y ACS, motivo por el cual se hace necesaria la existencia de un generador principal que pueda cubrir la demanda de estos servicios.
  • Una instalación solar debe calcularse para dar un porcentaje de apoyo ideal al sistema principal para ser rentable económicamente. Si instalamos un sistema excediéndonos en los cálculos de cobertura del sistema, haremos que la inversión inicial sea demasiado elevada como para ser amortizada mediante el ahorro energético que van a generar los paneles solares en su ciclo de vida útil.

Si la mayor demanda de calefacción se produce en invierno, cuando menor radiación solar existe, ¿es interesante su instalación?

Como hemos mencionado en el punto anterior, el sistema debe ser cuidadosamente calculado para resultar viable económicamente, teniendo además en cuenta otros factores como son los relacionados con la excedencia de energía producida en verano por los paneles solares. Si este cálculo es realizado debidamente, una instalación solar térmica puede producir un interesante ahorro del 30% o 40% del consumo anual de calefacción y ACS, con un periodo del retorno de la inversión no superior a 7 años. Si además contamos con una piscina en la vivienda, podemos aprovechar el excedente energético en los meses de mayor radiación para el calentamiento de la misma, aumentando aún más el ahorro.

¿Requieren mantenimiento los sistemas de energía solar térmica?

Si. Debido a que se encuentran en el exterior de las viviendas, los paneles solares y otros elementos de la instalación se ven expuestos a grandes diferencias de temperatura, muy próximas a los 100 grados en algunos momentos de gran radiación solar, y por debajo de 0 grados en algunos casos con la llegada de la noche en algunas zonas geográficas. Por este motivo, es muy importante realizar al menos una revisión anual de sistema en el cual han de chequearse varios aspectos tales como el buen funcionamiento del sistema de regulación y control, el estado del fluido caloportador o el aislamiento térmico, entre otros. De esta manera conseguiremos que nuestra instalación funcione correctamente, proporcionándonos un ahorro económico durante muchos años.


Energía Solar Tecnnia


BACK