En este apartado trataremos de aclarar las dudas más comunes que
se presentan a nuestros clientes sobre los sistemas que instalamos.

¿Qué combustibles utilizan las calderas de biomasa?

El más utilizado y estandarizado es el pellet, que consiste en unos granulados alargados formados por serrín prensado con alto poder calorífico proveniente de restos forestales y de carpintería, aunque existen otros tipos tales como el hueso de aceituna o cascara de almendra. Según las clases de biomasa que admitan para su utilización, las calderas pueden ser desde avanzados equipos con una alta carga tecnológica de regulación y control, como equipos policombustibles aptas para trabajar con cualquier variedad.

¿Son realmente ecológicas las calderas de biomasa?

Debido a que el combustible utilizado proviene de una fuente natural, las calderas de biomasa son consideradas una interesante opción desde el punto de vista renovable, pues el CO2 que estas producen con la combustión del pellet, es equivalente al consumido por las plantas mediante la fotosíntesis durante su ciclo vital, antes de que estas se conviertan en biomasa vegetal.

¿Requieren mantenimiento este tipo de calderas?

Aunque los equipos modernos cada vez incorporan más mecanismos automatizados de limpieza, para garantizar un buen funcionamiento las calderas de biomasa requieren de cierto mantenimiento por parte del usuario. El vaciado periódico del cenicero y la limpieza mediante una escobilla o aspirador de partes como el quemador o paso de humos son tareas que deben realizarse cada pocas semanas. Esto debe ser tenido en cuenta antes de adquirir un equipo de estas características, pues si no queremos realizar este mantenimiento, existen otras opciones en el mercado. Además de estas acciones de mantenimiento por parte del usuario, las calderas de biomasa deben ser revisadas periódicamente más a fondo por un servicio técnico cualificado, con la periodicidad que estipule el fabricante.


Biomasa Tecnnia


BACK